Senderismo en los Bosques de Irati

Comment

hemos estado Viajes

Noviembre 2017

En Otoño, los hayedos se vuelven especiales, la montaña adquiere unas tonalidades que sólo podemos disfrutar en esta época del año…. Este viaje de senderismo trata de conocer el segundo hayedo más grande de Europa, con árboles de más de 60 metros, y el gran espectáculo de colores de estas fechas.

Es un viaje de nivel medio, que puede realizar cualquier persona que esté acostumbrada a andar. Un viaje pensado para disfrutar de la naturaleza mientras caminamos.

Aparte de las visitas a los parajes naturales, visitaremos pequeños pueblos que harán que nos remontemos a antiguas épocas.

Bosques de Irati en Otoño

Por Ángel Gonzalez, guía de Montaña en Amadablam Aventura

Fechas recomendadas: Primavera, Otoño y Verano

Duración y Lugar: 5 días / Navarra

Diario de Viaje

Dia 1 Traslado

Hacíamos este viaje en el puente de la Almudena para escaparnos y disfrutar unos días, aunque sabíamos que tendríamos lluvia, además de algo de nieve para poder divertirnos y aprender mucho sobre los hayedos y otras especies que trataríamos de identificar en los bosques de Navarra.

Nuestro destino en esta ocasión era explorar la Selva de Irati.

Se encuentra situada en el Pirineo oriental navarro, en una cuenca rodeada por montañas (Ori, Abodi…), en la cabecera de los pirenaicos valles de Aezkoa y Salazar. Antes debíamos alojarnos en el pueblecito de Roncal, pegaditos a Francia y en el corazón de Navarra en un entorno ancestral.

Nuestro objetivo estos días era conocer los valles de Roncal, Belagua, Irati, Salazar y Azcoa.

Partimos de Madrid con la idea de llegar al anochecer a nuestro destino.

Un silencio sepulcral nos esperaba al llegar, mezclado con la belleza de su iluminación nocturna y sus calles empedradas repletas de historia y belleza.

Es como si el tiempo se hubiera detenido en esta zona del Pirineo Navarro.

Cansados del viaje llegamos al acogedor Hostal Zaltúa, la dueña nos acogió como una madre con un exquisito trato familiar y casero.

 

Día 2 Valle del Roncal y Belagua.

Nos levantamos y desayunamos como reyes, exquisito deyasuno casero para coger fuerzas, ya que el tiempo no acompañaba demasiado al estar lloviendo.

No obstante, teníamos muchas ganas de explorar y salir a ver hayas y adentrarnos en los bosques.

El esfuerzo mereció la pena porque aunque hacía algo de frío paró de llover cuando empezamos a andar y pisamos nieve por primera vez esta temporada.

La nieve era de una gran belleza porque manchaba las cotas más altas de las montañas dando una gran belleza al paisaje y era lo suficientemente pequeña en el fondo del valle como para caminar con tranquilidad sin hundirnos en ella.

Exploramos el valle de Belagua, es el ecosistema pirenaico más relevante del Valle de Roncal, con alturas que oscilan entre los 1.100 metros del denominado Rincón de Belagua y los 2.428 metros de la Mesa de los Tres Reyes, la cumbre más alta de Navarra.

También es considerado el único valle de origen glaciar de Navarra.

Sacamos muchas fotos y comimos después en el bello pueblo medieval de Isaba, de calles empedradas con un inconfundible toque medieval.

 

Día 3 Selva de Irati y pantano de Irabia

Llegó el día de conocer este río mítico de Navarra, uno de los más caudalosos para poder ver su primer embalsamiento como es el pantano de Irabia y la magnífica belleza de todo el entorno de los bosques de Hayas.

Estaba lloviendo continuamente pero eso le daba un toque de gran belleza y misterio al bosque, el colorido de las hayas y el contraste con el agua del pantano era de gran belleza junto con el agua de la lluvia.

Hicimos muchas fotos, y no solamente aprendimos sobre las hayas también sobre otras especies como el acebo o el Roble.

En esta ocasión entramos desde la propia presa, de gran altura y belleza donde nos hicimos unas bonitas fotos de grupo para el recuerdo.

Pero también sabíamos que veriamos otro día el entorno del nacimiento del río Irati y que exploraríamos su cabecera, por tanto todo el mundo estaba contento ya que teníamos todo la selva de Irati delante de nosotros para poder explorarla y deleitarnos haciendo fotos.

 

Este entorno sabíamos que es único y muy apreciado en nuestro país, y estábamos aquí, la lluvia era secundaria, no nos importaba a ninguno al ser el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa, después de la Selva Negra de Alemania. Una inmensa mancha verde de unas 17.000 hectáreas que se mantiene en estado casi virgen.

 

Día 4 Piedra de San Martin y nacimiento del Irati

Al levantarnos y desayunar de nuevo de forma exquisita en nuestro querido hostal Zaltúa, teníamos mucha ilusión de poder remontar todo el valle del Roncal no por la meteorología que era muy adversa ya que daban 40 cm de nieve y no podríamos hacer la ruta, pero si por subir a realizar fotos y pisar la nieve y hacernos una foto de grupo en el hito más importante para los navarros con una gran belleza del entorno como es la piedra de San Martín.

Aquí se realiza el llamado Tributo de las Tres vacas y queríamos saber su significado ademas de hacernos una foto en el lugar exacto, una piedra clavada en la nieve en forma de hito así lo atestigua.

Estábamos prácticamente en la frontera con Francia.

El Tributo de las Tres Vacas es una ceremonia que reúne a los vecinos de los valles de Baretous (Bearne, Francia) y de Roncal (Navarra, España) en el punto llamado Piedra de San Martín situado en el collado de Ernaz el día 13 de julio de cada año, durante la cual los primeros entregan tres vacas a los segundos.

Está considerado el tratado en vigor más antiguo de Europa.

Después de hacernos una foto de gran valor por su significado histórico, pusimos rumbo a la selva de Irati de nuevo con nuestras dos furgonetas, para explorar esta vez la parte superior del nacimiento del río Irati.

Desde las casas de Irati ya divisábamos la gran fuerza con la que bajaba el agua antes de cruzar el puente y comenzar nuestra ruta.

Aquí de nuevo la belleza de las hayas nos recibía y aunque teníamos lluvia fina el paisaje de los bosques y la belleza y fuerza del agua en el entorno del nacimiento hizo que todo esfuerzo mereciera la pena.

Hicimos muchas fotos sobre todo en la cascada del cubo, punto de gran salto de las aguas del Irati donde muestra su lado más salvaje y a modo de mirador desde la orillas pudimos hacer fotos realmente bonitas.

Posteriormente seguimos remontando valle arriba aprendiendo sobre el uso ancestral de la madera de las hayas para elaborar los remos de las galeras y otros secretos que nos guardaban sus bosques.

Remontamos dos barrancos de gran belleza con arroyos secundarios que aportan agua al Irati y comimos en el interior del bosque abrigados por las hayas.

Día 5 Foz de Arabaiun y Lumbier

Nuestro viaje de regreso tenía incluida una última ruta circular de gran belleza para poder identificar al gran buitre leonado y sus dominos en un paso estrecho del Irati antes de unirse al río Aragón como es la foz de Lumbier, pero antes haríamos una parada estratégica en otro mirador de una foz brutal: La Foz de Arbaiun.

Por tanto pusimos rumbo con las furgonetas a bucar nuestro primer destino, la gran Foz de Arbaiun.

Situada a la entrada del pirenaico valle de Salazar, entre Lumbier y el Almiradío de Navascués, es la más extensa e impresionante de las gargantas navarras. El río Salazar ha ido tallando la roca dando lugar a un espectáculo sin parangón. Imponentes paredes verticales se suceden a lo largo de casi 6 kilómetros.

Hicimos muchas fotografías aéreas ya que se ve perfectamente la foz desde el mirador y su recorrido estrecho vigilado por enormes cortados y paredes, donde pudimos también divisar un precioso colorido de vegetación de ribera.

Era un aperitivo porque luego nos quedaba la espectacular Foz de Lumbier donde ya divisamos los primeros buitres desde el aparacamiento.

La Foz de Lumbier es un paisaje agreste de gran belleza, estrecha garganta labrada por el río Irati y declarada reserva natural.

Su espectacular geología y el aislamiento durante siglos han propiciado la conservación de una singular vegetación que puebla los escarpados roquedos sirviendo de morada para grandes rapaces. Un espectáculo sin igual de paredones rojizos de cuyas grietas cuelgan árboles y arbustos y en los que descansan grandes rapaces.

Las foces son cortes muy profundos producidos por el paso de un río.

Para ello necesitaron caudal de agua, roca y mucho tiempo para su formación.

Los cañones son muy verticales y profundos y parece imposible que sólo la fuerza de un río sea capaz de producir estos barrancos gigantes que hicieron el deleite de nuestras cámaras de fotos.

 

Hicimos una ruta circular de dos horas de gran belleza, con un día soleado aunque el viento soplaba algo fuerte dentro de la parte más profunda de la Foz.

Identificamos varios buitres leonados en sus buitreras gracias al uso de nuestros prismáticos y el grupo quedó maravillado por la altura de sus paredes y los dominios del buitre leonado.

 

Ambas foces están en la parte oriental de Navarra, a algo más de media hora de Pamplona pero que para nuestro viaje de vuelta fueron perfectas para visitar.

 

Nos despedimos poco a poco en nuestro viaje de regreso habiendo quedados satisfechos de explorar una de las regiones más bellas de España como es Navarra y sus bosques y valles.

Nuevas aventuras nos esperaban en forma de viajes y nos prometimos vernos en futuras salidas.

 

Un Saludo y nos vemos por las montañas!!!

 

¿Quieres un guía para hacer esta ruta de senderismo?
 Si quieres vivir esta experiencia de la mano de un guía profesional, pincha aquí y te lo organizamos desde nuestro sitio web.

¿Has hecho ya esta ruta o está en tu lista de deseos? ¡Cuéntanoslo!

Nuestras Rutas con #senderismoirati. Así es esta espectacular ruta en #amadablamviajesaventura Clic para tuitear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *